Enero 2019

10 Razones

Dr. Francisco Javier Martínez Martín

Consulta Monográfica de Hipertensión.
Hospital Dr. Negrín (Las Palmas de Gran Canaria).

Aunque en la actualidad existen múltiples definiciones del síndrome metabólico, todas tienen en común la asociación de obesidad de predominio central, o androide, dislipemia con trigliceridemia elevada y HDL-colesterol bajo, trastornos del metabolismo hidrocarbonado (con glucemia basal elevada, intolerancia a hidratos de carbono o diabetes mellitus tipo 2) e hipertensión arterial. En la tabla adjunta se incluyen los criterios de las dos definiciones más utilizadas en la actualidad, y una reciente propuesta de armonización (se diferencian únicamente en la definición de obesidad central, y en si ésta es o no un requisito imprescindible).

Según diferentes estudios epidemiológicos realizados en nuestro país, aproximadamente un 20% de los sujetos adultos presenta síndrome metabólico; en el caso de los pacientes hipertensos esta cifra se estima en torno al 40-50% (1). La hipertensión arterial en los pacientes que presentan síndrome metabólico tiene especiales características, con mayor riesgo de complicaciones y mayor dificultad en su control. A lo largo de esta monografía revisaremos brevemente estas dificultades y veremos cómo una combinación fija de olmesartán/amlodipino es una excelente solución para superarlas.